3 Domingo, T.O. Ciclo C

Tanto la primera lectura de este domingo, tomada del profeta Jonás 3,1-5.10, como el Evangelio, están estrechamente relacionados, pues la predicación de Jonás y la respuesta de los ninivitas a su mensaje, son como una parábola que anticipa los motivos de la llamada de Jesús a la conversión. Los ninivitas creyeron en Dios y decidieron cambiar de conducta. Esto nos recuerda la parábola del Hijo pródigo (Lucas 15) y de los obreros enviados a la viña o el patrón generoso (Mat, 20). Los ninivitas entran en el ámbito que Dios espera y se abren a su oferta de salvación cambiando de conducta. Ahora bien, el relato muestra posteriormente, como el propio Jonás está desconcertado cuando ve que la ciudad no es destruida (los ninivitas eran enemigos de Israel) y no acaba de entender por qué, pues aún no ha comprendido bien al Dios a quien sirve, que le envía y que le ha escogido para ser su pregonero. El pregonero ha cumplido anunciando el castigo; pero no alcanzó a comprender que detrás del anuncio del castigo, estaba un Dios misericordioso dispuesto al perdón y a la indulgencia incluso a los enemigos de Israel.

La segunda lectura de 1 Cor 7,29-31, continúa con el tema de la semana pasada, de la dignidad del cuerpo y la alternativa entre virginidad y matrimonio. Lo importante dirá S. Pablo, es que la historia tiene un final definitivo y que Cristo ha transformado la historia; ésta, ya no es circular, sino lineal. Su muerte nos ha dado la libertad frente al mal, el pecado y la muerte y la resurrección, manifiesta que el tiempo es una instancia abierta a una realidad mucho más grandiosa. Por otro lado, Pablo tiene conciencia de que el Señor puede volver en cualquier momento. El tiempo apremia y ya no se nos permiten hacer demasiados cálculos. Hoy como ayer, enfrascados en nuestro devenir, corremos el peligro de olvidar nuestro destino. El apóstol, lejos de menospreciar las realidades humanas vividas en la historia, nos invita a dirigir la mirada a otra parte superior que da al hombre su plena realización. El creyente, dice Pablo, debe interpretar y comprender su vida sobre la tierra, poniendo su corazón y su esperanza en la meta final.

El Evangelio, de Marcos 1,14-20, nos presenta el comienzo del ministerio de Jesús y nos muestra que abrirse al Evangelio es la última oferta y posibilidad que Dios hace a la humanidad y es la mejor decisión que el hombre puede tomar en su vida. El mismo hecho de la evangelización es un signo de que hemos llegado al final de los tiempos o al momento de la actuación definitiva de Dios en la historia.

El Reino o la proclamación de la soberanía de Dios centró y ocupó toda la vida de Jesús. La característica propia de Jesús es que el reino de Dios está ya presente, comienza ya a alborear y pronto será plenamente presente en su muerte y resurrección con la acción del Espíritu Santo. La conversión, la rectificación, el cambio de actitud en labios de Jesús, tiene una finalidad: entrar en el reino, participar en él, enrolarse en la nueva creación que él viene a aportar. Entre la espera (marcadamente política y nacional) del Mesías por el pueblo de Dios y la oferta de Jesús hay un contraste importante. De ahí que sea necesario cambiar de mentalidad para entrar en el reino. De ahí, la insistencia en ese cambio fundamental, íntimo y estructural que es un elemento básico en el anuncio de Jesús, de modo que es necesario abrirse al Evangelio, en este tiempo salvífico, establecido por el Padre.

2 pensamientos en “3 Domingo, T.O. Ciclo C

  1. Pingback: San Francisco de Sales (1567 – 1622) | Vidas místicas

  2. Pingback: Vía del sentido. Vía del Espíritu. | Fraternidad Monástica Virtual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s