La vida eterna, es verdadera

Si Cristo ha vencido a la muerte, la muerte ya no tiene dominio sobre nosotros.

El Concilio Vaticano II en la Constitución dogmática Gaudium et Spes, 18 dice que: «Mientras toda imaginación fracasa ante la muerte, la Iglesia, aleccionada por la Revelación divina, afirma que el hombre ha sido creado por Dios para un destino feliz situado más allá de las fronteras de la miseria terrestre. La fe cristiana enseña que la muerte corporal, que entró en la historia a consecuencia del pecado, será vencida cuando el omnipotente y misericordioso Salvador restituya al hombre en la salvación perdida por el pecado. …. Ha sido Cristo resucitado el que ha ganado esta victoria para el hombre, liberándolo de la muerte con su propia muerte. Para todo hombre que reflexione, la fe, apoyada en sólidos argumentos, responde satisfactoriamente al interrogante angustioso sobre el destino futuro del hombre y al mismo tiempo ofrece la posibilidad de una comunión con nuestros mismos queridos hermanos arrebatados por la muerte, dándonos la esperanza de que poseen ya en Dios la vida verdadera».

Esta vida verdadera que Dios nos da es la vida eterna, demostrando así que, no quiere la muerte (Sab 1,13-15) sino que, el hombre se convierta y viva (Ez 33, 10-11) y así, vivamos en la verdad (1Tm 2,3-6).

La vida verdadera es la eterna, de modo que como nos dice el Evangelio (Mt 16, 24-28) pretender vivir sin Cristo es perderse, esto es,  quedarse en la muerte, mientras que el camina con Cristo en esta vida, aunque muera, vivirá.     

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s