Domingo 15 T.O. Ciclo A

Si, como sugieren los Padres del desierto, antes de hablar nos preguntásemos con qué intención lo hacemos, enseguida enmudeceríamos pues a menudo, nuestras palabras son charlatanería o aún peor, maledicencia. La Palabra de Dios es diferente: está en todo y siempre; es comunicación de su proyecto, de sus deseos. De hecho, comunicar, significa poner en común. Dios pone en común su grandeza por medio de su Palabra.  

La Primera lectura está tomada de Is. 55, 10-11,y  nos muestra la eficacia de la Palabra de Dios. En la comprensión hebrea de la Palabra, ésta es una posibilidad creadora de vida y no solo un vehículo de conocimiento. Esta Palabra es eficaz por sí misma y transmite toda la fuerza creadora y regeneradora de Dios, de quien procede. Esto mismo lo vemos en la parábola del sembrador. Si al principio dijo Dios: «Haya…» y así fue»; ahora en el tiempo marcado por el pecado, la Palabra creadora se hace redentora, suscitando la conversión y sustentado al espíritu, pero, para ello ha de ser acogida, de forma que se haga vida en nosotros como lo hizo en María, para lo que es necesario nuestro consentimiento. Si gracias a María el Verbo se hace carne, gracias a cada uno de nosotros, el Señor seguirá vivo y presente en el mundo.

La segunda lectura es de Rm 8,18-23. El cristiano Liberado de la ley, el pecado y la muerte, es Hijo de Dios y está guiado por el Espíritu. El sufrimiento lejos de alienarle, le convierte en partícipe del misterio pascual de Cristo, de modo que los padecimientos del momento presente se convierten en instrumento de redención. Esto da al momento presente un sentido y la imagen que mejor puede ilustrarlo es la de un parto. En el parto hay sufrimiento, pero todo a punta hacia una alegría grande por el nuevo nacimiento. Así también el cristiano comparte los padecimientos de Cristo pero su sufrimiento está llamado a transformarse en gozo ante la promesa de la futura resurrección. El gemido se transformará en alegre melodía ante la entrada en la gloriosa libertad de los hijos de Dios. Esto mas que una respuesta abstracta es una respuesta encarnada. Las palabras de S.Pablo, son respuesta creíble para todos tanto si son cultos como si son ignorantes. Si bien hay experiencias que prolongan el sufrimiento tanto en la naturaleza como en el hombre, la esperanza cristiana, quiere ser respuesta a esas experiencias de soledad, abandono, fracaso, decepción, falta de horizonte, ruptura en el hogar, carencia de ideales etc.

El Evangelio de Mt 13, 1-23, a través de la imagen de la semilla y la tierra nos habla de la Potencia que tiene la Palabra de Dios en la medida en que es acogida por nosotros. Esto se dará en la medida en que por nuestra parte hay una escucha atenta, intensa y solícita de la Palabra de modo que penetre profundamente en el corazón y lo sane. La insensibilidad, la superficialidad, la infinidad de intereses egoístas, son lugares donde la semilla no podrá crecer. Pero si la Palabra es acogida con un corazón bueno, producirá un gran fruto según cada uno responda al don de Dios.

Somos invitados a adherirnos a este Evangelio de la libertad y de la gracia que es el único que puede cambiar radicalmente a la humanidad. En un mundo en que se valora y todo se mide por medio de encuestas y cuantificaciones numéricas, Jesús nos sale al paso y nos advierte que es necesario, también hoy, seguir sembrando a manos llenas y con una gran esperanza, pero sin entretenerse en resultados tangibles. A la gratuidad de Dios ha de seguir la respuesta silenciosa, amorosa y libre del hombre. La Semilla crecerá cuándo, dónde y cómo Dios quiera y el hombre responda.

Un comentario sobre “Domingo 15 T.O. Ciclo A

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s